Tratamiento Para Celulitis

Entre todos los tratamientos para celulitis que podrás encontrar en la web, hay algunos que son más amenos que otros. Aquí te presentamos una serie de estrategias que, en su conjunto, te servirán para conocer cómo eliminar las celulitis de las piernas y los glúteos. Aceites, infusiones y vegetales que te proporcionarán beneficios incomparables para deshacerte o atenuar esa piel de naranja que no deseas lucir.

1. Algas

El consumo de algas te garantizará la pérdida de peso que necesitas para descongestionar la zona de glúteos y piernas de la acumulación de grasas. Puedes consumir el extracto de algas o las algas marinas directamente. Estos vegetales poseen vitamina A, B1, B12, C y E, y te proveen de los minerales necesarios para proteger la piel y la sangre. Además, contienen oligoelementos que colaboran con el metabolismo corporal. Las algas reducen el exceso de grasa del sistema circulatorio. Puedes incorporarlas fácilmente a tus comidas en ensaladas, salsas, sopas, o como acompañamiento de arroz o pastas. Algunas variedades son: dulse, nori, hijiki, kombu, agar-agar y espirulina.

algas marinas2. Alcauciles

Los alcauciles se incluyen como ingrediente en las dietas para adelgazar porque la presencia de cinarina hace que el organismo produzca y expulse mayor cantidad de bilis. Lo interesante de este proceso es que la bilis se crea utilizando grasas del cuerpo. Como consecuencia, al consumir este vegetal, produces y eliminas más bilis, y te deshaces de los depósitos de grasa que se esconden bajo la piel de naranja. Algunas ideas para incorporar los alcauciles a tu dieta: alcauciles a la cacerola, en tartas, empanadas o salsas.

3. Aceite de pomelo

Para disolver las grasas que se acumulan en tu organismo, puedes optar por incluir el consumo de aceite esencial de pomelo. Este producto natural también reducirá el nivel de retención de líquidos y el apetito. Bebe un vaso de agua con una gota de aceite de pomelo antes de las comidas.

Otra opción es aplicarlo sobre las piernas con celulitis. Para esto coloca una porción de aceite en el cuenco de tu mano y aplica sobre la región afectada realizando masajes intensos en forma circular.

 

4. Cola de caballo

La cola de caballo se emplea para diversas afecciones de la piel localizadas en las extremidades inferiores. Además de atenuar la celulitis y las arrugas, es un producto natural muy útil para prevenir esos dolorosos calambres que suelen ocurrir por la noche, cuando nos preparamos para nuestro descanso. Puedes preparar una infusión con 5 gramos de esta hierba seca y medio litro de agua recién hervida. Sumerge la cola de caballo en el agua y deja reposar durante 20 minutos para que el líquido adquiera sus propiedades. Filtra la preparación y sírvete una taza endulzando con miel, si quieres. Bebe diariamente una taza antes de acostarte.

cola de caballo5. Aceite de bayas de enebro

Con las bayas de enebro se produce un aceite especial pare el tratamiento de la celulitis. Estos frutos poseen propiedades desintoxicantes (incrementan la eliminación de ácido úrico y de toxinas). El aceite aplicado directamente sobre la piel en forma de compresas, baños o masajes, además de atenuar el aspecto a piel de naranja, colabora con el problema de la retención de líquidos. Comienza por utilizar una mezcla de aceite o crema para masajes con pequeñas dosis de aceite de bayas de enebro, para prevenir irritaciones en la piel. Si todo marcha bien, incrementa paulatinamente la dosis.

6. Aceite de hierba de limón

La hierba de limón contiene un tipo de aceite especial para tratar la celulitis porque incrementa el nivel de hidratación de la piel, aumenta la desintoxicación linfática, favorece el endurecimiento de elastina y fortalece los tejidos conjuntivos. Puedes aplicar este aceite directamente sobre la piel y realizar masajes circulares para promover su absorción. Repite este tratamiento diariamente.

Fuente: TratamientoParaCelulitis.com

Publicado en Cuidado Personal, Salud

Qué Hacer Con Las Estrías

La hidratación es la estrategia más importante a la hora de hacerle frente a las marcas que la ruptura de los tejidos dejan en muslos, caderas, vientre y piernas. Hay una enorme variedad de productos naturales que puedes aprovechar para preparar remedios caseros para las estrías. Aquí te presentamos dos:

  1. Aguacate

Además de saborearlo en ensaladas, guarniciones y guacamole, el aguacate es rico en vitamina E, por lo que se usa para retrasar el envejecimiento de la piel, así como para aumentar su elasticidad y reducir manchas.

Existen varias cremas preparadas a base de aguacate, pero enriquecidas con otros productos, que se emplean para combatir los indeseables cordones blancuzcos.

aguacate

  • Crema de aguacate con miel y limón: procesa la pulpa de medio aguacate con dos cucharadas de miel y una cucharada de jugo de limón. Unta tu piel, masajea en círculos y deja actuar durante 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia.
  • Crema de aguacate con aloe vera: procesa la pulpa de medio aguacate con los cristales de la hoja carnosa de aloe vera y una cucharada de aceite de oliva. Utiliza esta preparación para realizar masajes en forma de círculos sobre la piel marcada. Luego, deja actuar la crema durante 20 minutos antes de retirarla con abundante agua tibia.
  • Crema de aguacate, avena y aceite de almendras: tritura la pulpa de medio aguacate con dos cucharadas de avena y otras dos de aceite de almendras. Aplica de la misma manera que la anterior, sobre las partes de tu cuerpo que presenten estrías.
  1. Karité

Originario de África, el árbol de karité produce frutos carnosos de cáscara fina que se prensan en frío para obtener la preciada grasa vegetal, conocida como manteca de karité. Valorado por sus propiedades hidratantes y humectantes, este producto natural encierra ácidos grasos esenciales que regeneran y colaboran con la cicatrización de la piel. Es por esto que su uso está ampliamente difundido entre mujeres que han padecido estrías después del embarazo y personas que han bajado de peso drásticamente, cuyas pieles han sufrido mucha tensión durante largo tiempo. Con la aplicación de la manteca de karité, la piel extenuada de tanto estiramiento, recupera su elasticidad y textura normal.

karité

  • Manteca de karité con aceite de rosa mosqueta: mezcla ambos productos naturales en la misma proporción y aplica sobre la piel afectada mediante intensos masajes circulares.
  • Jabón natural de karité: calienta 100 gramos de aceite de almendras, 300 gramos de aceite de coco, 400 gramos de aceite de oliva extra virgen y 50 gramos de aceite de germen de trigo, hasta que lleguen a los 60º C. Añade cuidadosamente 240 ml de agua y luego, 160 gramos de carbonato de sodio (sosa). Mezcla hasta obtener una sustancia homogénea. Deja enfriar y agrega 160 gramos de manteca de karité. Bate hasta espesar. Coloca la mezcla en moldes y cubre con film transparente. Utiliza este jabón diariamente para obtener los resultados que deseas y eliminar las estrías.

Publicado en Cuidado Personal

Cómo Curar Las Várices

Las venas varicosas se tratan mediante procedimientos médicos y cambios en el estilo de vida. El objetivo de las curaciones es aliviar síntomas, prevenir futuras complicaciones y mejorar el aspecto externo de la piel.

En la etapa incipiente de desarrollo de la inflamación de las venas producto de la deficiencia circulatoria, se tiende a modificar viejas costumbres y a adoptar actividades nuevas. En aquellos casos en los que el avance de las várices es muy evidente, los médicos recomiendan realizar uno o dos procedimientos. Este último caso vale para las personas que sufren mucho dolor, desarrollan coágulos de sangre o padecen alteraciones en la piel producto de las várices. En todo caso, los tratamientos médicos ayudan a atenuar los síntomas presentes, pero no pueden prevenir nuevas formaciones varicosas.

Cambios en el estilo de vida

El primer paso para el tratamiento de las várices es efectuar cambios en la forma de vida. Además de reducir el dolor y prevenir la acentuación de los síntomas, son útiles para retrasar la aparición de nuevas venas inflamadas.

Entonces, si acabas de tomar la decisión de hacer algo al respecto del estado de tus piernas:

  1. evita permanecer en posición sentada o parada por largos períodos de tiempo. Cambia de posición para evitar la reducción de la dinámica propia del flujo sanguíneo. No cruces las piernas cuando estés en la postura sentada. Procura descansar, dormir o sentarte (ya verás cómo ingeniártelas) con las piernas elevadas. De esta manera, colaborarás con la tarea de las almohadillas plantares, responsables del retorno sanguíneo en tus piernas. Y si adoptas el desafío de levantar tus piernas por encima de la altura de tu corazón, ayudarás doblemente a mejorar el funcionamiento de tu sistema circulatorio.
  2. ejercita tu cuerpo para mantener tus piernas en movimiento y promover el flujo sanguíneo por tus venas. Anda en bicicleta, toma clases de natación, sal a correr o realiza la actividad física que prefieras. Por lo mismo, otras disciplinas como el yoga o la danza, también te vendrán muy bien a la hora de tonificar tus piernas.
  3. reduce tu peso corporal si has superado el límite de lo que le corresponde a tu contextura física. Adecuando el peso a la contextura, evitarás sobreexigir a tus venas y mejorarás la circulación sanguínea. La presión que ejerce el sobrepeso sobre el sistema circulatorio es más perjudicial de lo que habitualmente se cree.
  4. elige ropa cómoda y que no sea ajustada. Las prendas que ejercen presión alrededor de tu cintura, caderas o piernas generan un incremento en la inflamación de las venas, agudizando el cuadro varicoso.
  5. si eres mujer, disminuye o prescinde del uso de calzado con taco alto. Los zapatos que colaboran con el movimiento de la sangre en las venas son los bajos, porque ayudan a tonificar los músculos de la pantorrilla.

Tu médico puede recomendarte el uso de medias de compresión especialmente diseñadas para prevenir el agravamiento de alteraciones venosas como las várices. Esta prenda elástica comprime la pierna ejerciendo presión y reduciendo el diámetro de las venas distendidas. Cuando esto sucede, aumenta la velocidad del flujo sanguíneo por las venas y la efectividad de las válvulas. La mayor presión de estas medias se produce a la altura de los talones y se va reduciendo hacia las rodillas y muslos. La presión arterial aumenta porque la compresión de las venas, arterias y músculos obliga a la sangre a atravesar canales más angostos. El resultado: más sangre retorna al corazón y menos se acumula en los pies.

 

medias de compresiónmedias de compresión hombres

Procedimientos médicos

Para extraer las venas varicosas o cerrarlas, el médico puede indicar una intervención quirúrgica. Se provoca artificialmente un cambio en el flujo sanguíneo. Al cerrarse unos pasos, la sangre circula por otras venas. Los siguientes procedimientos tienen efectos colaterales como moretones, inflamación, decoloración de la piel y dolor leve.

  • Escleroterapia: se emplea un líquido para cerrar las venas varicosas. Se indica en casos leves, se efectúa en el consultorio y puede necesitar repetición para alcanzar el cierre total de la vena afectada.
  • Microescleroterapia: se pone en práctica para tratar arañitas y pequeñas venas afectadas. Se emplea una aguja muy fina para inyectar un producto químico que provoca cicatrices internas que generan el cierre del canal.
  • Cirugía láser: se aplica láser en el interior de la vena varicosa para que la luz la haga desaparecer. No requiere inyección ni incisión alguna.
  • Terapia de ablación endovenosa: se emplean láseres u ondas electromagnéticas para crear calor y así generar el cierre de la vena. Esta intervención implica un corte pequeño en la piel para poder acceder a la vena e insertar un catéter que provoca calor y genera el cierre del canal.
  • Cirugía venosa endoscópica: a través de un pequeño corte, el médico coloca una cámara con un dispositivo que cierra la vena. Este procedimiento se emplea en casos extremos cuando se desarrollan úlceras debido a las várices.

tratamiento médico

Consulta a tu médico acerca del tratamiento que más te conviene, pero comienza por modificar tus hábitos cotidianos hoy.

Publicado en Cuidado Personal, Salud

7 Acciones Matutinas Para Perder Peso

Disfruta de la mañana y ayuda a tu cuerpo a perder peso.

  1. Toma sol

Disfrutar del sol matutino tiene una ventaja extra: perder peso. La luz solar de la mañana ayuda a regular el reloj biológico, ajustando los momentos destinados al descanso. Asimismo, la mayor proporción de luz azul que ofrece el sol matutino ejerce un efecto impresionante sobre tu ritmo circadiano, es decir sobre el ciclo de 24 horas. Por el contrario, quienes poseen una vida nocturna más intensa padecen alteraciones en su reloj biológico, que impactan sobre su dieta y consecuentemente, sobre su peso corporal.

toma sol

  1. Duerme más

Las personas que duermen la cantidad de horas que el cuerpo necesita —8 horas diarias— presentan una menor inclinación a sufrir sobrepeso. La explicación de esto radica en que un organismo que recupera las energías gastadas y cumple sus funciones biológicas con normalidad, no necesita un plus de calorías para seguir adelante. Por el contrario, quienes escatiman horas de sueño deben compensar el cansancio resultante con una mayor ingesta de alimento para mantenerse en pie.

  1. Sé conciente

La pérdida de peso tiene que estar acompañada por un estado de ánimo que focalice la intención de hacer algo positivo por ti mismo. Esta concientización te permitirá estabilizar tus emociones, evitar la sobrealimentación que suele producir el estrés, y así colaborar con tu objetivo. Tómate unos minutos cada mañana para relajarte, concentrarte en el ritmo de tu respiración y revalorizar tu esfuerzo diario para conseguir bajar de peso.

  1. Deja el automóvil

Es muy sencillo subirse al automóvil y manejar hasta la puerta del trabajo. Sin embargo, te estás perdiendo una gran oportunidad para disminuir tu peso. Caminando, trasladándote en bicicleta o utilizando el transporte público (en tanto las paradas no estén en la puerta de tu casa y en la de tu trabajo), conseguirás reducir el índice de masa corporal y el porcentaje de grasa que posees. Por lo mismo, elige las escaleras en vez del ascensor.

andar en bicicleta y caminar

  1. Consume más proteína

Que el desayuno es esencial para bajar de peso, es algo bien sabido. Lo que no está tan difundido es el consumo de proteínas por la mañana. La ingesta de una dosis saludable de este conjunto de aminoácidos al inaugurar el día, te permitirá llegar al almuerzo sin tanto apetito. Esto responde a que el organismo demora más tiempo en digerir las proteínas y además, secreta más péptido YY, aminoácido responsable de reducir el apetito. Como consecuencia de consumir más proteína durante el desayuno, te sentirás satisfecho por más tiempo.

  1. Suda temprano

El ejercicio físico es por sí solo un componente esencial de un programa para bajar de peso. Sin embargo, efectuarlo durante la mañana te condicionará positivamente el resto del día. Si amaneces ejercitándote, continuarás con tu rutina diaria sabiendo que ya has hecho un gran esfuerzo por bajar de peso. En este sentido, recorrerás todo tu día con la idea de que lo has logrado desde bien temprano. Ya has cumplido lo que te propusiste, y entonces ordenas tu dieta en función de ese precedente: sabiendo que ya tienes esa hora de ejercicio a tu favor, no querrás arruinarla con posteriores comidas repletas de carbohidratos y grasas.

  1. Lleva suficientes bocados

Evita caer en la tentación de meter cualquier alimento envasado en tu boca. Prepara con antelación bocados saludables y asegúrate de llevar la cantidad necesaria para todo tu día. Muchas veces consideras que una manzana en el bolso será suficiente, pero por la tarde te encuentras desesperado buscando un bocado de cualquier tipo para saciar tu apetito. Cocina con antelación y ajusta la cantidad de alimento sano que requerirá tu día.

Con estos 7 consejos tendrás la oportunidad de amanecer con una actitud más positiva que será crucial para ayudarte a sobrellevar tu proyecto de bajar de peso.

Publicado en Bajar de Peso

¿Se Puede Lograr Que El Cabello Crezca Más Rápido?

 

Has tratado todo tipo de máscaras y suplementos para que tu cabello crezca más, pero no lo has conseguido. ¿Se puede hacer algo más para aumentar la velocidad de crecimiento natural del pelo? Lamentablemente, es imposible alterar la genética. No existe ninguna poción mágica aún, que consiga aumentar el crecimiento. Sin embargo, sí existen numerosas maneras de cuidar el cabello para que su desarrollo sea brillante.

 pelo largo

Alimento interior y exterior

Para que nuestro cabello crezca de manera óptima, hay que alimentarlo desde afuera y desde adentro. ¿Cómo es esto? Una dieta adecuada, con el contenido proteico necesario, rica en ácidos grasos omega- y vitaminas, es imprescindible. Esto implica que las dietas veganas pobres en proteínas pueden conducir a cambios en el organismo, incluido deterioro del brillo natural del cabello.

cuidar cabello

 

Algunas bondades de la naturaleza para tu cabello son:

  • Ácidos grasos omega-3: la ausencia de este tipo de ácidos puede provocar opacidad y resecamiento. Incluye pescados en tu dieta y conseguirás que tu cabello brille
  • Agua: la falta de hidratación conduce al quiebre, la caída y el enredado del cabello. Los dos litros diarios son clave para que esté saludable
  • Cereales integrales: la presencia de vitamina B5 los hace especiales para prevenir la caída de cabello
  • Cítricos: la vitamina C presente en estas frutas produce colágeno, que suaviza, hidrata y fortalece al cabello
  • Frutos secos: la presencia de zinc, selenio y vitamina B combaten la pérdida de cabello y la aparición de canas
  • Hortalizas verdes: aportan vitamina A y C, y promueven la segregación de sebo responsable de la hidratación del cabello
  • Huevos: además de vitamina B12, la yema contiene grasas humectantes que fortalecen los folículos pilosos, aumentando así el brillo y el volumen.
  • Legumbres: son ricos en proteína, hierro, zinc y biotina, sustancias esenciales para evitar el quiebre y promover el fortalecimiento

YOGURT

  • Yogur: se emplea desde adentro y desde afuera para mejorar el aspecto del cabello. Combate la resequedad y la falta de vida de tu melena
  • Zanahorias: ofrecen vitamina E y C, betacaroteno y potasio. Su intensa coloración es responsable de que el organismo que lo consume produzca vitamina A, principal compuesto que produce aceites beneficiosos para el cuero cabelludo

Alimentarlo desde afuera consiste en utilizar champúes y acondicionadores que hidraten el cabello y no dañen el cuero cabelludo. Por lo mismo que no lavarías tu rostro con cualquier jabón, tampoco deberías poner cualquier producto en tu cabeza. Solo teniendo un cuero cabelludo sano conseguirás que sus beneficios se transmitan al cabello. Se trata de la base esencial de la salud de tu melena.

Entre los productos más recomendados para lavar el cabello y cuidar el cuero cabelludo, se encuentran los que contienen aceite de girasol y aceite  de almendras. Además, la crema acondicionadora posterior al lavado también lo fortalecerá, suavizará y lo hará más resistente a las condiciones adversas a la que lo sometes diariamente (smog, rayos solares, cambios de temperatura).

Otros cuidados diarios

El peor freno para el crecimiento del cabello es el quiebre. Para evitar estos sucesos es imprescindible limitar la cantidad de calor y de productos químicos a la que lo expones, así como proteger las mechas de la acción directa del sol, y atarlo tratando de someterlo a la menor tirantez posible.

Mitos con pelos

Algunos mitos relacionados con el crecimiento acelerado del cabello que no tienen fundamento son: la biotina y el corte. Pese a que la biotina provoca el fortalecimiento de las fibras capilares, no promueve su crecimiento. Y, con respecto a los cortes de pelo, como lo que se extrae son las puntas, difícilmente provocará un cambio en la raíz del cabello. Sin embargo, sí harán que tu cabello luzca saludable y más grueso, porque te despojarás de las terminaciones debilitadas.

 

 

Publicado en Cuidado Personal

Cómo Mejorar el Aire Que Respiras

El aire contaminado de los espacios cerrados puede causar o promover el desarrollo de infecciones, congestión nasal, fatiga, náuseas y hasta cáncer de pulmón. Para aquellas personas que ya padecen enfermedades pulmonares, respirar aire impuro puede resultar muy riesgoso. Para prevenir la contaminación del aire en los ambientes cerrados, en principio, tenemos que evitar que los agentes de polución ingresen.

Los contaminantes más comunes son de origen biológico. Bacterias, virus, hongos, polen, ácaros, caspa animal y cucarachas. Algunas de las consecuencias que puede producir un ambiente con presencia de alguno de estos agentes son infecciones, alergias o ataques de asma en quienes lo habitan. Para prevenir este tipo de contaminación, conservar el ambiente limpio, lavar la ropa de cama con mayor frecuencia y mantener a los animales fuera de las áreas donde convivan personas afectadas.

HONGOS

Otra causa importante es el cigarrillo. Además de contener unos 200 tipos de sustancias intoxicantes, como el formaldehído y el monóxido de carbono, el humo de cigarrillo posee más de 60 químicos causantes de cáncer. Provoca numerosas muertes por cáncer de pulmón y enfermedades del corazón entre los fumadores y quienes pasivamente consumen tabaco. Es imprescindible impedir que el humo de tabaco ingrese a los espacios cerrados, contaminando el aire e impregnando telas y muebles de olor.

humo de cigarrillo

Los contaminantes derivados de la combustión incluyen cocinas, hogares, calentadores de agua, y demás equipamientos que funcionen a gas, aceite, carbón, madera u otro combustible. El monóxido de carbono y el dióxido de nitrógeno son los gases más peligrosos porque es difícil percibirlos; no tienen olor ni color.

El primero impide que el oxígeno se distribuya en el organismo. Produce fatiga, dolor de cabeza, náuseas y mares. Para evitar la contaminación, controlar que las instalaciones funcionen correctamente, utilizar de manera responsable estos artefactos y garantizar el ingreso de aire en espacios climatizados. Por su parte, el dióxido de nitrógeno es un gas tóxico que produce irritación y afecta directamente al sistema respiratorio. Daña las células pulmonares y puede causar lesiones irreversibles.

El formaldehído es un compuesto químico que se encuentra presente en varios tipos de adhesivos o pegamentos que se emplean durante la colocación de alfombras, tapizados, pizarras y paneles. Permanecer en espacios cerrados que contengan este producto, puede ocasionar problemas de salud como irritación en los ojos, nariz o garganta, tos, dolores de cabeza, erupciones cutáneas o mareos.

La única manera de prevenir estas consecuencias es evitar el uso de productos que contengan este compuesto químico. Existen sustancias alternativas de venta libre, como pinturas, disolventes, colas y ceras naturales, sin componentes químicos contaminantes.

Finalmente, otras sustancias contaminantes provienen de productos de limpieza, pesticidas y solventes. Si sientes mareos, náuseas o irritación en los ojos, piel o garganta, asegúrate de cambiar de ambiente, renovar el aire o utilizar barbijo.

pesticida

Algunos productos que pueden ayudar con la limpieza sin producir contaminación del aire son: vinagre y limón para combatir la grasa y desinfectar; papel de periódico húmedo para los vidrios; jabón natural, agua y vinagre para los platos; vinagre y bicarbonato de sodio para utensilios de acero inoxidable, y sal, vinagre y harina para tratar el cobre.

Controla el nivel de humedad del ambiente. Al cocinar, lavar ropa o tomar una ducha, se genera una concentración de vapor de agua que puede promover el desarrollo de microorganismos causante de tos o ataques de asma. Permite el ingreso de aire seco o utiliza deshumidificadores para reducir el nivel de humedad del ambiente.

Entonces, ventila el ambiente, reduce el uso de productos de limpieza nocivos, no permitas que fumen en espacios cerrados, mantiene la higiene del espacio y evita el uso de pegamentos. Teniendo en cuenta estas precauciones podrás gozar de un espacio libre de contaminantes, y así mejorar tu calidad de vida.

Publicado en Estilo de Vida, Salud

Beneficios de Andar en Bicicleta

Dos ruedas te llevan por la ciudad, ejercitas tus piernas, te mueves con libertad, y encima, cuidas el medioambiente. ¿Qué más se le puede pedir a un aliado? Actualmente, muchas ciudades están dedicando espacio, tiempo y recursos a este medio de transporte eficaz, ecológico y rápido. Ciclovías, bicisendas o bicicarriles se construyen para alivianar las calles y avenidas, reducir la contaminación ambiental y permitir el recorrido distancias cortas en mucho menos tiempo.

Entérate de los beneficios menos conocidos que produce andar en bicicleta. No podrás dejar de pedalear luego de leer esto.

andar en bicicleta

  1. Te desestresa. La tensión que genera la vida cotidiana, el trabajo, la familia, las cuentas y los proyectos, puede contrarrestarse con un buen paseo en bicicleta. El viento en el rostro, el cabello suelto y las imágenes que se suceden como una película. Ves gente que va y viene, nuevos carteles, comercios renovados, y el verde escapándose de pequeños jardines, altos balcones o coquetas macetas. ¡Disfruta del paseo, para volver con más energía a tus tareas!
  2. Promueve la generación de endorfinas. Estas sustancias que produce nuestro organismo naturalmente, nos permiten sentir bienestar o calmar el dolor. Se las llama también hormonas de la felicidad. Y cuando disfrutamos de lo que hacemos, aumenta la producción de endorfinas. Además de sentirte bien andando en bicicleta, indirectamente ayudarás a fortalecer el sistema inmune, modular el apetito y calmar dolores, mediante esta producción hormonal extra.
  3. Libera tus rodillas. Esta actividad física se diferencia de las demás por la posición que adopta el cuerpo principalmente. La postura sentada permite alivianar la presión sobre las rodillas que suele ser intensa en otro tipo de ejercitaciones en las que permanecemos de pie, saltamos o corremos. Al estar sentados, el peso de nuestro cuerpo se apoya sobre el asiento de la bicicleta.
  4. Reduce el riesgo de infarto. Andar en bicicleta tiene la particularidad de que el practicante es quien regula la intensidad del esfuerzo, sin que cuenten los parámetros externos. Podemos hacer tramos a mayor velocidad o mantener constante un ritmo tranquilo. Sin embargo, en todos los casos, al pedalear estarás aumentando tu ritmo cardíaco, con lo que simultáneamente disminuirás la presión arterial. En consecuencia, el corazón trabajará con menor esfuerzo.
  5. Previene hernias. La posición correcta a adoptar sobre la bicicleta es con el pecho ligeramente adelantado, manteniendo la columna estirada. Esta leve inclinación hacia el frente acompañada de la acción de pedalear, origina el fortalecimiento de la zona lumbar, la región inferior de la columna vertebral. Por lo tanto, andar en bicicleta también se considera una actividad preventiva para la aparición de hernias de disco.
  6. Mejora tu actitud. Recorrer la ciudad en bicicleta te permitirá renovar el aire que respiras, relajar el sistema nervioso, reactivar la circulación sanguínea de las extremidades y sentirte vital. Avanzas por tus propios medios, te propones destinos y los alcanzas. Una sensación reconfortante te inunda al pedalear.

¿Cuánto tiempo?

Andar en bicicleta impacta a tu salud de manera diferente según el tiempo que le destines diariamente. Unos 10 minutos de bicicleta por día tonificarán tu musculatura, fortalecerán tus articulaciones y mejorarán el flujo sanguíneo. Si duplicas el tiempo, 20 minutos diarios, conseguirás reforzar el sistema inmune.

Pero cuando consigas cumplir 30 minutos de pedaleo, te asegurarás de entrenar tus cuádriceps y trabajar los glúteos. Al superar los 40 minutos, esta ejercitación incrementará tu capacidad respiratoria; conseguirás mejorar tu resistencia sin padecer la sensación de falta de oxígeno. En cuanto puedas pedalear durante 50 minutos, estarás entrando en la fase reductora: andar en bicicleta te hará bajar de peso porque estarás acelerando el proceso de metabolismo graso.

casco

En todo caso, lo imprescindible es la constancia. Puedes organizar tu semana pensando en qué recorridos puedes hacer en bicicleta para aprovechar los beneficios que te presentamos. Reducirás gastos de transporte, mejorarás tu salud de manera integral y cuidarás el medioambiente. Y recuerda usar casco, proteger tus manos con guantes y verificar que las luces delanteras y traseras de tu bicileta estén funcionando correctamente, antes de salir.

 

Publicado en Estilo de Vida, Fitness, Salud

7 alimentos que debes consumir para tener una piel radiante

¿Cansada de probar diferentes y costosos productos de belleza que no funcionan? Deshazte de ellos y empieza a consumir alimentos para lucir una piel estupenda.

Revisa nuestra lista de 7 alimentos que ayudan a mejorar el aspecto de tu piel y evalúa cuántos de ellos consumes.

Pimientos rojos. También conocidos como ajíes o morrones, estos vegetales sabrosos se consumen crudos o cocidos. Un pimiento rojo contiene más vitamina C de la que necesitas diariamente. También posee abundante cantidad de fibra y vitamina B6. Además, es un vegetal rico en carotenos que ayudan a prevenir la aparición de arrugas y aumenta la circulación sanguínea realzando el color de tu piel.

Esta composición hace de los pimientos rojos un buen aliado contra el acné. Puedes consumirlo entre comidas porque sólo contiene 30 calorías. Lávalo, despójalo de sus semillas y córtalo en tiras. Puedes congelar una parte para utilizar más adelante y conservar el resto en el refrigerador para tenerlos siempre a mano cuando padezcas un ataque repentino de hambre. Su contenido en fibras te dejará satisfecha con muy pocas calorías. Y de paso, tu piel lucirá espléndida.

pimiento rojo

Chocolate negro. Este alimento es ideal para lograr una piel perfecta. El chocolate negro es rico en antioxidantes, ácidos grasos y flavonoides que mejoran el estado de tu piel. Los antioxidantes tienen las propiedades de reducir el enrojecimiento del rostro y de protegerlo contra la acción de los rayos solares.

Además, el cacao produce un relajamiento de las arterias que aumenta la circulación sanguínea, efecto que deriva en una piel más juvenil. Preferentemente, adquiere cacao en polvo o cacao crudo, para reducir el consumo de materia grasa. Por lo mismo, asegúrate de elegir una barra de chocolate que contenga al menos 80% de cacao, para evitar llenar tu panza de leche y azúcares, propios de las golosinas tradicionales.

Salmón. Este pescado es ideal para combatir el estrés, la ansiedad y la depresión. El salmón también cubre la mayor parte de la vitamina D que necesita tu organismo, micronutriente esencial para el buen funcionamiento de tu corazón, huesos, colon y cerebro. También ayuda a prevenir el cáncer, la ansiedad y enfermedades del corazón y de los huesos.

salmón

El salmón tiene un alto contenido de omega-3, componente que ayuda a combatir inflamaciones, arrugas y acné, porque hidrata tu piel desde las capas más internas. Adicionalmente, este pescado colaborará con tu cabello, porque lo mantendrá fuerte y sano.

Aceite de coco. Este producto natural es una de las fuentes más ricas de grasa saturada. También posee un componente llamado ácido láurico, que presenta propiedades antibacterianas y antivirales, por lo que es muy apreciado para la fabricación de jabones naturales. El aceite de coco también contiene ácidos grasos y vitamina E, ideales para conservar la humedad propia de la piel y mantener lejos a las arrugas.

El aceite de coco se puede consumir directamente. Una cucharada sopera al día mejorará el aspecto de tu piel, te ayudará a bajar de peso y favorecerá el buen funcionamiento de tu glándula tiroides.

Té verde. La infusión de té verde es rica en antioxidantes y presenta un aminoácido único que ayuda a reducir el estrés, L-teaína, porque tiene efectos relajantes. Beber dos tazas de té verde al día te permitirá aprovechar sus propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas y además, reducir el riesgo de padecer presión alta.

Espinaca. Esta verdura de hoja es muy saludable y rica en nutrientes. Es una fuente inbatible de hierro, folatos, clorofila, vitaminas A, C y E, magnesio, fibra y proteína. Incluyendo la espinaca en tu menú diario, conseguirás aprovechar las propiedades antioxidantes de las vitaminas que contiene. De esta manera, evitarás que tu piel padezca dolencias.

espinaca

Semillas de chía, girasol, lino y zapallo. Estos diminutos alimentos son especiales para cuidar tu piel. Las semillas de girasol y de zapallo contienen selenio, vitamina E, magnesio y proteína. Su consumo pospondrá la aparición de arrugas, incrementará la humedad de la piel y reducirá tu nivel de estrés.

La presencia de omega-3 en las semillas de chía y lino te permitirá librarte del acné. El consumo de todas estas semillas te proporcionará un plus de proteína vegetal. Esparce un puñado sobre la ensalada, mezcla una porción en tu yogurt o incluye una cucharada en tu pastel. ¡Y disfrútálas!

 

Publicado en Alimentación, Cuidado Personal

12 secretos para que mejores el look de tus abdominales

Suben las temperaturas y se reduce la superficie del cuerpo que cubrimos. Resurgen los contornos sin disimulo. Es hora de develar los doce secretos que harán de tus abdominales, preciosos tesoros para lucir.

Equilibra la dieta y el ejercicio. No se trata de morirte de hambre en verano para poder lucir tus abdominales. Es cuestión balancear lo que ingieres y la práctica física que realizas. Si estás desarrollando una rutina física intensa, es imprescindible consumir suficientes alimentos que te proporcionen las calorías y nutrientes diarios que necesitas; de lo contrario, puedes sufrir un desequilibrio hormonal. Por lo mismo, de poco sirve estar horas sudando en el gimnasio, si luego devorarás todo lo que se cruce en tu camino.                                                                                                                                                                                                               dieta

Mejora tu postura corporal. Los ejercicios que se centran en la postura corporal son doblemente efectivos para descubrir tus abdominales. Por un lado, al adoptar una correcta postura erguida lucirás automáticamente más delgado, en tanto que la rutina que practiques para mejorar tu postura fortalecerá inevitablemente los músculos de tu abdomen.

Desestrésate. Además de las graves consecuencias para la salud del organismo que produce el estrés, puede provocarte un incremento en los niveles de cortisol, hormona producida por la glándula suprarrenal. ¿Te resulta muy difícil desestresarte? Tómate cinco minutos diarios para observar las nubes, el horizonte, o el agua de río o del mar. Realiza una pausa en tu labor diaria y estira tus brazos, respira profundo y tararea tu canción favorita.

Bebe para desintoxicarte. Un vaso de agua con limón cada mañana te ayudará a incrementar el nivel alcalino de tu cuerpo. De esta manera, conseguirás quemar grasa y desintoxicar tu organismo. No sólo los alimentos son importantes a la hora de evaluar las causas del exceso de peso, lo que bebes también puede colaborar con la reducción de tu pancita.

agua

Ejercita todo tu cuerpo. No pierdas tiempo pensando en cada región corporal que quieres fortalecer. Practica ejercicios que pongan en movimiento a todo tu organismo. Procura trabajar tomando como eje tu columna vertebral, para poder extender desde allí la práctica hacia las extremidades.

Moviliza todas las capas de tus abdominales. No te concentres de manera exclusiva en la porción de abdominales que puedes ver (la parte superior). Los músculos internos permitirán que tu panza luzca más delgada, porque al tonificarse dejarán más espacio para que los delanteros se acomoden.

Consume ácido graso monoinsaturado. Los alimentos ricos en esta sustancia son las almendras, el aceite de oliva y los pistachos. Todos tienen la propiedad de quemar grasas y además, mantienen tu panza llena.

Practica yoga. La elongación y el estiramiento que ofrece la práctica de asanas mejorará la tonicidad de tus músculos abdominales. Asimismo, el yoga te permitirá movilizar muchas regiones del cuerpo que suelen permanecer inmutables en la vida cotidiana.                                                                                                                                                                                                                                       yoga

Come sano. El azúcar, la sal y los alimentos grasos aumentan el tamaño de tu panza. Por el contrario, las frutas, las verduras y los granos enteros producen lo opuesto. Lee las etiquetas de los productos que eliges antes de adquirirlos, y entrena tu paladar para que aproveche las bondades de la comida sana y quede satisfecho.

comida sana

Controla las porciones. Más allá de ser capaz de dedicarle largas horas a la ejercitación física, mide la cantidad de alimento que consumes. Utiliza vajilla pequeña y permanece atento al número de veces en que llenas tu plato durante cada comida.

Opta por consumir proteínas no grasas. Las proteínas del pescado, pavo, soja o tofu ayudan a quemar grasas, saciar el hambre y mantenerte delgado.

Aumenta la frecuencia de la tabla. Los ejercicios de tabla pueden fácilmente incorporarse a cualquier rutina de ejercicio físico. Te ayudarán a fortalecer, no sólo los músculos abdominales, sino que tonificarán tus brazos y piernas.

Publicado en Alimentación, Bajar de Peso, Fitness


¡Hazte Fan!